PATOGENESIDAD



Las hembras fertilizadas se introducen en la capa córnea cutánea y excavan túneles avanzando
unos 2 mm diarios mientras depositan sus huevos, cuyas larvas van a transformarse en ácaros adultos reinfestantes. La hipersensibilidad a las proteínas del parásito provoca las lesiones eruptivas, que se sobreinfectan con el rascado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario